Exabruptos mediáticos

27 10 2009

La vara con la que medimos los dichos y acciones ajenas, nunca son comparables a las que utilizamos para escrutarnos a nosotros mismos. Nos eregimos en jueces de la moral y la ética, de lo digno y lo reprochable cuando, como sociedad, ni siquiera conocemos el significado de esas palabras.

0423_maradona1

El ámbito mediático no escapa a esta situación. Cualquier hecho, de esos llamados “aberrantes” por señores de saco y corbata, y micrófono en mano, es leña perfecta para mantener el candor de una pantalla bastardeada hasta el hartazgo por Tinellis, Riales, y demás personajes nefastos (que, de todas formas, sólo son la parte visible de monopolios mediáticos que los sostienen e impulsan).

Por eso no resulta extraño el trato que se le dio desde muchos medios al ya tan mentado caso de los “exabruptos” de Maradona. A partir de los dichos del técnico de la selección argentina (o “ex 10” como lo rebautizó Olé, después de años lamiendo sus botas, refiriéndose a el como “EL 10”) tuvo que apreciarse un circo mediático digno de las épocas del caso Copolla en el programa de Mauro Viale.

Por supuesto, se llegó a hablar de fútbol hasta en Utilísima. Aunque “fútbol” es un decir, una mera referencia al ámbito que origina el protagonismo de Maradona. Pero ahí termina la referencia. Lo que sigue, sólo es catalogable como Periodismo de Espectáculos. Y del peor. No por nada Rial supo capitalizar tan bien el tema durante sucesivos programas.

Por algunos días, el nivel moral del periodismo en general, y del deportivo en particular, gozó de una suba sin precedentes. Personajes que antes calificaban de “altaneros”, “boludos” y hasta “chupa bolas”, tanto a jugadores como técnicos, ahora se horrorizaban ante la chabaquenería de Maradona.

Y entonces se vio el giro editorial -casi- generalizado. Maradona pasó a ser el “ex 10” (como ya comenté), la conferencia de prensa pos partido con Uruguay quedó titulada como “Conferencia Internacional”, o peor aún como “bochorno mundial”.

El periodismo muestra la hilacha todos los días, pero últimamente lo hace más seguido que nunca. El debate por la nueva ley de servicios audiovisuales fue clara prueba de eso, con medios supuestamente independientes titulando de forma complatamente parcial y subjetiva (más allá de estar, personalmente, de acuerdo o no con los contenidos de la nueva ley).

maradona3629536

Hoy le toca al periodismo deportivo, y los programas que pueden verse tanto en Fox Sports como en TyC y los segmentos deportivos de América, Canal 13, Telefé, Canal 9, C5N, América 24 y TN (por nombrar algunos), son clara prueba de la tendenciosa editorialización que le dedican al tema.

Lo positivo de todo el asunto, para ir concluyendo, es que el circo mediático que se generó, sirve para poner una mirada crítica en los medios de comunicación. No hay que pensar que los medios toman postura solamente en asuntos tan candentes (o vendibles) como el debate por la nueva ley de servicios audiovisuales o los dichos de Maradona. Por el contrario, los medios hablan a favor o en contra de los temas de agenda, día a día (además de elegir esos temas de agenda).

Por eso hay que aprovechar este exabrupto para volver a mirar a los medios de manera crítica. No olvidemos que muchos de estos medios son los que apoyaron la candidatura de De La Rua. También son los que callaron durante años en la época del menemato, gracias a las dádibas otorgadas por el gobierno. Y ni que hablar de Malvinas, el golpe del ´76 y todos los que lo precedieron.

Aprovechemos este exabrupto para volver a dudar de todo lo que vemos y oímos. Es un buen momento para aprovechar el exabrupto… el exabrupto del periodismo, claro está.

Aclaración: al generalizar sobre los medios de comunicación, sé que dejo de lado a una buena parte del espectro periodístico que intentó hablar con imparcialidad sobre el tema o, al menos, poner paños fríos en el asunto.

A continuación, videos de los informes de TvR referidos al tema (utlizados por el programa 678 de Canal 7). Más allá de que esté de acuerdo con mucho de lo que muestran, invito a mirarlos con ojo crítico. TvR también tiene sus intereses políticos y económicos y, en consecuencia, posee amigos y enemigos en el medio. Eso queda patente en sus informes aunque, por suerte, a veces es más asumido que en algunos supuestos programas “independientes”.

Anuncios




Quiero ganarle a Nadal

11 11 2008

Hace dos días se conoció la decisión de Rafa Nadal de no asistir a la final de la Copa Davis por problemas con una lesión. Muchos astros del tenis hablaron con emoción de lo que era, según ellos, una excelente oportunidad…

Sin embargo particularmente no comparto la idea de aprovechar las desventajas del rival para tener una ventaja asegurada. La verdad es que prefiero ver una final que se juegue con todo el huevo posible, en la que todos los jugadores lleguen en las mejores condiciones (los españoles y los argentinos).

Hoy charlaba esto con un amigo que compartía mi opinión y me di cuenta que no era el único que pensaba así. De hecho, acabo de entrar al sitio de Clarín y me encontré con que, hasta ahora, 5.815 personas piensan igual que yo.

Ese es el número de personas que entraron (hasta hoy) al sitio http://www.quieroganarleanadal.com/ y dejaron su firma para enviar un petitorio al comité organizador de la Davis, a fin de que se posponga la final. La página fue armada hace escasas horas por un tal Julián Baena y ya está teniendo repercusión gracias a la nota que Clarín le dedicó en su edición digital de hoy.

quiero-ganarle-a-nadal

La verdad es que no sé cuan efectivo puede ser este medio de reclamo. Lo más probable es que no genere ningún cambio real (los organizadores argumentarán que la final no puede posponerse por la situación física de UN jugador, seguramente) pero al menos sentará precedente de la inconformidad de algunos para con una final que no se juega al tope de sus capacidades.